Cuando se cambia la correa de distribución

Es importante tener en cuenta que, cuando tienes un coche, una de las piezas fundamentales para su funcionamiento es la correa de distribución. Si necesitas hacer reparaciones en tu motor, te recomiendo comprar los repuestos en: https://www.desguacesgerardo.com/es/, porque encontrarás todo lo que necesitas a los precios más ajustados del mercado.

Sin embargo, muchos son los conductores que no saben cuándo es el momento ideal para hacer el cambio de la correa de distribución. Por este motivo, me he dado a la tarea de preparar este post, porque aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la correa de distribución y cuándo cambiarla.

Momentos para hacer el cambio

La correa de distribución es una de las piezas más delicadas e importantes de tu coche, y para que tenga un buen desempeño debes asegurarte de cambiarla en los siguientes casos:

Kilometraje

El kilometraje será siempre el primer indicador a tener en cuenta cuando hablamos de la correa de distribución. Especialmente porque de este dependerá el momento ideal para hacer el cambio. Todos los fabricantes recomiendan hacer el cambio de la correa de distribución a los 100.000 kilómetros.

No debes sobrepasar este kilometraje sin cambiarla, porque en caso de que esta se rompa en funcionamiento, esta pueda causar graves averías a tu motor que pueden ser incluso irreparables.

Pérdida de tensión

Es bastante común que cuando se hace una reparación cerca de la correa de distribución, no se tenga cuidado y esta pierda la tensión. Es por este motivo que, una pérdida de tensión en la correa será algo que se debe tener en consideración, cuando llevas el coche a un taller que no es especializado.

En todo caso, si la correa pierde la tensión, no podrá recuperarla nuevamente. Por lo cual, el cambio es inminente, o de lo contrario, tu coche simplemente no podrá moverse por la falta de la correa.

Derrames de líquidos

En los motores por lo general se pueden encontrar algunas fugas, esto debido a que es algo que ocurre de forma recurrente. Es completamente normal que encuentres fugas de aceite o líquido refrigerante con el paso de los años, por el uso del coche.

Sin embargo, cuando se detecta una fuga, siempre será indispensable sellarla cuanto antes, porque así, podrás tener siempre un mejor desempeño en tu coche. Si la fuga está sobre la correa de distribución, siempre será recomendable cambiarla cuanto antes, porque esto la deteriora y disminuye en gran medida su vida útil.